La quinta generación de consolas portátiles empezó ligeramente más tarde que su equivalente en consolas. De hecho, lo hace en 1995 y con un lanzamiento muy singular: la Nintendo Virtual Boy, el primer sistema portátil en ofrecer 3D. Seguidamente, en 1997, Tiger Electronics intentaría entrar en el mundo de las consolas portátiles con la Game.com, que ofrecía capacidades de PDA a parte de juegos. Finalmente aparecerían la Neo Geo Pocket y la exitosa (como no) Nintendo Game Boy Color. Otra consola a destacar es la WonderSwan de Bandai, aunque fuese exclusiva para Japón.

Para intentar aprovechar el auge de las expectativas de la realidad virtual de los 90, Nintendo lanzó la Virtual Boy. Gunpei Yokoi, creador de la Game Boy, intentó con ella crear la primera consola que generase un 3D real. Pero, desde su lanzamiento, la Virtual Boy estuvo plagada de problemas. Vendida como una experiencia portátil de realidad virtual, la verdad es que estuvo alejado de ambas y causaba dolores de cabeza (reales) a los jugadores. Gunpei Yokoi, perfeccionista por naturaleza se sintió traicionado; pensaba que las prisas de Nintendo hicieron que la Virtual Boy saliese al mercado sin estar lista y que la vendiese como algo que no era. Con el fracaso de la Virtual BoyGunpei Yokoi y Nintendo sellaron el divorcio, acabando tristemente con una relación de 30 años.

Tiger Electronics intentó dar batalla a la Game Boy con el lanzamiento de su Game.com, una consola portátil que también hace de agenda, calculadora y que incluso puede acceder por internet a los emails. Con tantas capacidades, la atención se alejó de los videojuegos para la consola que, en los mejores casos, son pésimos.

Mención especial al Tamagotchi, la primera mascota virtual, que aunque para el objeto de este repaso no lo consideraré una consola portátil como tal, causó furor durante la quinta generación.

Para Nintendo llegó el color. La Game Boy Color (GBC) fue la referencia de la nueva generación, con innovaciones que marcarían las tendencias futuras, desde conectividad sin cables y retro compatibilidad hasta cartuchos con vibración o sensores de movimiento.

SNK también dio un paso al frente en el mercado portátil tras el relativo fracaso de su Neo-Geo. Lanzó una consola portátil lanzada Neo-Geo Pocket, que intentaba capitalizar sus franquicias a un precio más asequible. La consola original era en blanco y negro y tuvo poco apoyo de desarrolladores. Aunque SNK arregló rápidamente la pantalla para hacerla en color con la Neo-Geo Pocket Color, el sistema desapareció en tan sólo dos años debido a los problemas de SNK.

Y finalmente, la mención a la WonderSwan, una línea de consolas portátiles (hay tres iteraciones) producida por Bandai y desarrollada por Koto, compañía creada por el desaparecido Gunpei Yokoi tras dejar Nintendo. La WonderSwan fue concebida para luchar con la Neo-Geo Pocket Color y la Game Boy Color en el mercado nipón, dónde gozó de cierta notoriedad debido a los juegos basados en franquicias anime y el soporte de Square y Capcom.

Mi colección de consolas de quinta generación portátiles está formada por:

Nintendo Virtual Boy Tiger Game com Nintendo Game Boy Color SNK Neo-Geo Pocket SNK Neo-Geo Pocket Color SNK Neo-Geo Pocket Color WonderSwan SwanCrystal Tiger R-Zone Sega Nomad

 

Additional information