La séptima generación empezó por las consolas portátiles y lo hizo en Estados Unidos, dónde la Nintendo DS vio la luz un 21 de noviembre de 2004 (un par de semanas antes que en Japón). La respuesta de Sony no se hizo esperar, ya que la PlayStation Portable (o PSP) se puso a la venta el 12 de diciembre del mismo año, con una aproximación al mercado bastante distinta a la Nintendo DS. La PSP se convirtió en la primera consola portátil en utilizar medios ópticos – el famoso UMD o Universal Media Disc. Otra de sus claves eran las capacidades multimedia. Aunque ambas consolas tuvieron excelentes ventas, la Nintendo DS llegó a un público más amplio, lo que le proporcionó un gran margen al frente de la lista de ventas. Pero el mérito de la PSP no fue menor: es la consola portátil no-Nintendo más vendida de la historia.

Tras estos dos titanes, poco quedó para el resto. Nokia, por ejemplo, revivió su sistema N-Gage para plataformas móviles en 2008. La breve (y rocambolesca) historia de la Gizmondo tuvo lugar entre 2005 y 2006, y las consolas GP2X se lanzaron también en 2005 como sucesoras de la GP32. La GP2X Wiz, Pandora e incluso Gizmondo 2 estaban planificadas para 2009, aunque finalmente con distinta suerte.


Por último, destacar que es a finales de la séptima generación cuando, tras la introducción de los iPhone, iPod Touch y primeros Android, los PDA y SmartPhones empiezan a suponer una creciente y notable competencia directa a las consolas portátiles, especialmente a través de las apps y descargas (muchas de ellas, gratuitas) lo que suponía una ventaja competitiva.

A por ellas, pues:

PlayStation Portable Tiger Telematics Gizmondo

Additional information