Mega Man 2 (NES)

  • Año de lanzamiento en Europa: 1988
  • Plataforma: NES
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Plataformas / Acción

Mega Man 2 (NES)Mega Man 2 (NES)

(el original de este artículo lo podéis encontrar en deusexmachina)

Recuerdo con nostalgia aquellos tiempos donde chavales de siete u ocho años aprendían a negociar en la escuela; “¿Me dejas el Tortugas Ninja si te dejo el juego de bicis?”. Para mí, la negociación era un requerimiento constante para jugar a Mega Man 2, porque al no tenerlo tenía que pedirlo prestado. Y es que Mega Man 2 era uno de esos juegos que se quedaba clavado en la retina una vez lo jugabas, uno de los primeros juegos que nos dejaron con la boca abierta en la NES. Con sus coloridos gráficos, su jugabilidad perfecta y unas melodías de infarto estaba llamado a ser un clásico instantáneo. La dificultad había sido reducida enormemente y supera a su predecesor, Mega Man, en prácticamente todos los aspectos posibles.

Recuerdo la primera vez que vi este juego en casa de mis primos. Pensé que los gráficos eran increíbles. Tengo en mente especialmente la colorida fase de Bubble Man. Mega Man 2 usa colores altamente saturados, algo que es común entre los juegos de Capcom para la NES, pero lo que no es tan común es el trabajo puesto en sus enemigos, también coloridos y bien dibujados. Algunos de los enemigos son realmente grandes. Creo que fue el primer juego en el que recuerdo enemigos que ocuparan tanto espacio. Y los escenarios son preciosos. Desde los bosques del escenario de Wood Man hasta las nubes de Air Man, pasando por el infierno de Heat Man. Quizás hay algo que reprochar en el diseño del castillo final, más flojo que el resto, pero toda queja es demasiada tras el espectáculo visual de los anteriores niveles.

Uno de los puntos fuertes, la banda sonora que espero que estéis escuchando versionada en este momento. Una lista larguísima de mis favoritos de todos los tiempos está en estas canciones. La de Wood Man es espectacular, por ejemplo. Los tonos tienen muy buen ritmo y son extremamente pegadizas.

La jugabilidad de Mega Man 2 es prácticamente perfecta. Los controles son incluso más precisos que en la primera entrega. Saltar y disparar parece lo más natural del mundo y cuando te haces con el control sabes que si fallas un salto es únicamente culpa tuya. Además, por más robótico que sea Mega Man, sus saltos son mucho más normales y razonables que las de otros personajes de NES (como los de Mario). Algo sorprendente viniendo de Capcom, que básicamente venía de torturarnos con su Ghosts ‘n’ Goblins.

La historia en sí es más bien básica. Otra vez el Dr. Wily – un pesado – tiene planes de dominar el mundo. Sin encuentros o giros sorpresa, solo hay un elemento distintivo: tras algunos niveles, el Dr. Light aparece para darnos ítems especiales para ayudarnos en nuestra aventura, llamados “1”, “2” y “3”, que sirven por ejemplo para crear plataformas dónde no las hay y que son básicos para algunos puntos del castillo final (en lo que diría que podría ser un guiño a Mega Man original, pero ya quedamos que en ese caso esto era una putada).

El único problema del juego – y esto es para encontrarle alguno – reside en el reto del mismo. Capcom hizo este juego notablemente más fácil seguramente porque el primer Mega Man era demasiado complicado. Mega Man tenía algunos jefazos, especialmente en el castillo final, que sin el truco de pausar eran realmente muy complicados de vencer. Además, no se podía guardar con password. Mega Man 2 sí incluyó sistema de passwords y además, lo complementó con los tanques de energía que aparecen en algunos niveles, que podemos guardar y usar en momentos de necesidad para recargar toda la energía. Incluso las vidas extra son más comunes. Sin duda el gran avance fue limpiar Mega Man de esos detalles problemáticos de la primera entrega, pero quizás se les fue un poco la mano.

Siguiendo en este camino, el que para mí es el mayor defecto de Mega Man 2 tiene nombre propio y se llama Metal Man. Ese Robot Master – al que le guardo cierto cariño - causa un desajuste brutal en el resto del juego. Para empezar, es un nivel y un enemigo fácil de batir con el Mega Buster. Pero después resulta que su poder (con el que lanzamos sierras) es el más poderoso que nos encontraremos en un Mega Man. En algunos casos concretos necesitaremos descubrir la debilidad de un Robot Master para superarlo; pero en Mega Man 2, armados con el Mega Buster y la sierra de Metal Man podemos superar fácilmente a todos los jefes.

Valoración / Opinión personal

Dejando de lado este detalle, el juego es muy entretenido, tanto si lo juegas por primera vez como si repites. Los niveles son tan variados como sus obstáculos y temáticas. Hay un nivel realmente difícil, el de Quick Man, que requiere ser especialmente veloz y anticiparse a todo, pero el resto de niveles no es que sean un paseo; aunque al menos nos permiten disfrutar del camino.

Como llevo diciendo un buen rato, Mega Man 2 tiene que ser considerado como lo que es, un clásico en toda regla que llevó la franquicia y el género de plataformas al cénit. Incluso me atrevería a decir que es la mejor entrega para entrar a la saga si nunca se ha jugado a un Mega Man. Pero en mi opinión, es el segundo mejor como juego. Mega Man 3 es más largo y con una dificultad más ajustada en un punto medio. Lo contaré en el siguiente apartado, dedicado a la perfección.

 

 

Additional information